sábado, 30 de junio de 2012

Escuela de fotografía FotoHurdes

    El pasado día 23 de Junio, el día de mi cumpleaños, tuvo lugar un gran acontecimiento, aparte de la celebración que me toca, claro. El día 23 fue inaugurada la escuela de fotografía FotoHurdes, un gran proyecto que aportará mucho al mundo de la fotografía y, también, mucho a la comarca de las Hurdes.
    Este proyecto nació de la mano de un grupo entusiasta de fotógrafos cuya cabeza visible es José B. Ruíz. Me precio de tener a un buen número de ellos como amigos, y también como gran referencia en entusiasmo y saber hacer fotográfico.
    Desde aquí no puedo más que felicitares por este magnífico proyecto, y también porque llega a nuestro sector una gran escuela con ganas de enseñar y dinamizar el sector.
    Como siempre os dejo una foto para completar la entrada. 


domingo, 24 de junio de 2012

Campos de Castilla


   Cuando esto se publique quizá haya vuelto ya a casa, con un pequeño periodo de vacaciones consumido y finiquitado, ya que lo escribo sin red y dejando todo listo para cuando la haya.
    He estado en Galicia, dejando transcurrir estos pocos días visitando a la familia y a los amigos, y para ello he tenido que cruzar toda la península, desde Valencia a Ferrol.
  Como no puede ser de otra manera, el gusanillo se despierta en cualquier rincón y con cualquier excusa. En esta ocasión una parada para comer fue la oportunidad para retratar los campos de Castilla.


domingo, 3 de junio de 2012

What A Wonderful World

   Llevo tiempo sin colgar nada, muchos quehaceres y poco tiempo para ellos, pero siempre encontrando un hueco para hacer fotos.
   Hoy que encuentro un rato, no encuentro las palabras, y solicito auxilio a mi compañera de vida y afición, y aunque parecía perezosa en la búsqueda de solución aportó una de esas respuestas que, realmente, tienen mucho sentido: << A veces no hay que contar mucho, dejas una frase y cuelgas una foto apropiada, porque es lo que sostiene tu relación con los que lo leen.>>, refiriéndose al blog.
    Y en el fondo tiene razón, en ocasiones no hacen falta muchas palabras ni reflexiones, sólo un poco de belleza y una música apropiada, en este caso "What A Wonderful World" de Louis Armstrong.